TRATAMIENTO CON VENASEAL

 

El tratamiento de las varices tronculares mediante sellado con cianocrilato de la vena safena interna (Venaseal o sellado venoso) ha supuesto una auténtica revolución en el tratamiento quirúrgico de esta patología.

Es un tratamiento encaminado a eliminar las varices mediante el sellado o cierre de la vena enferma y se realiza liberando en el interior de la vena una pequeña cantidad de un adhesivo médico especialmente formulado que sella la vena, haciéndola desaparecer. Su organismo absorberá el adhesivo de forma natural con el paso del tiempo.

Los resultados en miles de pacientes en todo el mundo respaldan la seguridad y eficacia clínica del procedimiento y hacen de él una técnica muy segura y eficaz con una drástica disminución de los efectos secundarios, unido a un postoperatorio mucho más llevadero.

SIN necesidad de medias de compresión

Tras la cirugía de varices mediante sellado adhesivo NO son necesarias las medias de compresión. Esto añade comodidad a la técnica y permite realizar el procedimiento en épocas de más calor o en pacientes que las toleran mal.

SIN manchas y hematomas

Clásicamente, tras la cirugía de varices suelen aparecer hematomas, incluso con la cirugía con láser o radiofrecuencia. Con el sellado adhesivo, al no existir rotura o daño de la pared de la vena, esto no se produce.

SIN anestesia , sin ingreso y sin baja

La cirugía se lleva a cabo mediante la aplicación de una pequeña cantidad de anestésico local en el lugar de punción por lo que no es necesario ingreso hospitalario ni ningún tipo de baja laboral y la recuperación es inmediata.
 

PERMITE TRATAR EL MISMO DIA LAS DOS EXTREMIDADES
Esto aumenta la comodidad para el paciente con varices bilaterales y permite el tratamiento de un modo mucho más rápido que con otras técnicas.
 

¿Qué puedo esperar del procedimiento Venaseal?

Antes del procedimiento, que se realiza en la propia consulta, se efectuará una ecografía de la pierna afectada. Esta exploración es imprescindible para evaluar la vena superficial patológica y planificar el procedimiento.

Una vez insensibilizada la zona de punción, el médico introducirá el catéter en la pierna y lo situará en zonas concretas de la vena patológica con el fin de liberar pequeñas cantidades del adhesivo médico. Se usará la ecografía durante todo el procedimiento aumentando así la seguridad de la técnica.

Después del tratamiento, se retirará el catéter y se colocará una tirita en el lugar de la punción. No es necesario colocar ningún tipo de vendaje ni media de compresión.

La intervención dura aproximadamente una hora.

Al finalizar, el médico le dará algunas recomendaciones y podrá irse a casa caminando, incorporándose a su vida normal.

En algunas ocasiones, pasados unos días, es necesario realizar alguna sesión de flebectomía ambulatoria y/o esclerosis con microespuma en las venas más pequeñas para completar el tratamiento.

Durante más de 15 años nuestro equipo ha tratado más de 3500 pacientes con varices utilizando técnicas poco invasivas y la incorporación del tratamiento mediante adhesivo nos permite seguir ofreciendo tratamientos personalizados, más cómodos para el enfermo, con mejores resultados, y con menor tasa de complicaciones.